Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡HORROR! La asesinó y quiso despistar a todos enviándole un mensaje de Whatsapp al papá de la víctima

Savannah Gold, de 21 años, era empleada del restaurant Bonefish Grill en Jacksonville, Florida. Su jefe, Lee Rodarte, con quien también tenía una relación, la asesinó tras una pelea y luego quiso despistar a los familiares y a los investigadores enviando mensajes de WhatsApp, haciéndose pasar por ella.

Composición Maduradas / Fotos: Infobae

“¡Hey! Quiero decirles a ti y a mamá que conocí a un tipo realmente genial y que estamos huyendo juntos. Lo amo y nos estamos yendo esta noche. Los llamaré más tarde para avisarles adónde nos iremos”, decía el curioso que recibió el papá de Savannah, quien ya había reportado su desaparición y no tenía idea de lo que le había sucedido.

“Todo era loco de remate. Se veía realmente extraño”, contó Daniel Gold -el padre de la víctima- a la cadena local de noticias WJAX. El hombre hacía referencia además a las faltas de ortografía que tenía el mensaje, lo cual no era común en Savannah.

El hermano de la víctima también recibió otro texto, sin conocer que quien escribía era su asesino: “Renuncié, me voy con mi novio, no puedo hacer esto más, estoy bien, solo quiero irme”.

El carro de Savannah fue hallado en el estacionamiento de su trabajo. Estaba abierto, su bolso en el interior del vehículo y uno de los neumáticos cortado.

Antes lo extraña de la escena, los investigadores fueron tras las cámaras de video del lugar y encontraron el momento en el que Lee Rodarte y Savannah Gold tuvieron una fuerte discusión, justo antes de que la joven desapareciera.

Al poco tiempo de haberse declarado a la víctima como desaparecida, Rodarte intentó una última jugada. Se comunicó con los padres para indicarles su preocupación por la repentina fuga de la empleada. Además, les prometió que colaboraría en su búsqueda.

Ante las sospechas de que algo raro estaba ocurriendo, la Oficina del Sheriff de Jacksonville interrogó a Rodarte. Había sido el último en verla con vida según revelaban las cámaras de seguridad.

Tras ser presionado por las autoridades, el hombre terminó por confesar. “Admitió haberla matado y haber ocultado su cuerpo en un lago”, indicó el comunicado oficial.

Tras confesar el delito, Rodarte condujo a los oficiales al lugar donde arrojó el cuerpo.

El asesino quedó detenido en el Penal del Condado de Duval en Florida bajo cargos de homicidio y no podrá quedar en libertad bajo fianza.

Redacción Maduradas con información de Infobae.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend